¿Cómo Explicarles a los Niñ@s la Importancia de Mantener la Dieta Renal en el Manejo de la Condición de Salud?

El uso de suplementos botánicos y la enfermedad renal.
4 Abril, 2016
Tomando Control de su Salud Talleres para personas con glomerulonefritis, riñones poliquísticos, enfermedad renal crónica en cualquiera de sus etapas, incluyendo diálisis, y sus familiares o cuidadores.
7 Abril, 2016
Show all

¿Cómo Explicarles a los Niñ@s la Importancia de Mantener la Dieta Renal en el Manejo de la Condición de Salud?

Dalila M. Barreto Cintrón

 

 

 

 

 

 

 

 

Por: Dalila M. Barreto Cintrón MS, RD, LND

Dietista, Centro Renal Pediátrico

Hospital Pediátrico Universitario

 

Cuando una persona ha sido diagnosticada con una condición renal debe seguir un tratamiento médico.  Dentro de este tratamiento médico está el seguir una dieta.  La dieta renal se caracteriza por ser controlada en proteína, sodio, potasio, fósforo y líquidos.  Las restricciones que va a tener la dieta van a depender de la condición renal, modalidad de tratamiento, laboratorios y estado nutricional.  Esto quiere decir, que la dieta renal es individual para cada persona.  Por eso es importante que su médico le provea un referido a la nutricionista-dietista para que pueda evaluar su estado nutricional y prepare la dieta renal según sus necesidades nutricionales.  Cuando se trata de un paciente pediátrico tenemos más retos en la preparación de la dieta.  Una de ellas es la limitación de los alimentos que ellos prefieren en comparación con los que pueden consumir.  En adición, los alimentos que sus amigos en la escuela consumen, los que les ofrecen como parte de las actividades escolares y los que provee el comedor escolar pueden causar un poco de dificultad en el cumplimiento de la dieta.  Por esta razón, nos preguntamos, ¿cómo podemos explicarle al niñ@ que debe seguir su dieta como parte de su tratamiento?

Cuando los niñ@s son pequeños (0 a 2 años), los padres o cuidadores son los principales responsables de la dieta y el tratamiento.  En esta etapa de la vida, seguir el patrón de alimentos es bastante sencillo.  Pero a medida que el niñ@ crece nos crea la preocupación de cómo explicarle la importancia de seguir su dieta y tratamiento.  La técnica principal es la comunicación.  Es importante que el niñ@ sepa su condición en términos que ellos puedan entender.  Al igual que sepan la importancia de seguir su dieta.  En adición, deben entender las consecuencias que pueden ocurrir de no seguir su tratamiento.  Busquen la información de la condición juntos, hay varias direcciones en “internet” que le explica la condición y está enfocada en niñ@s.  Tenga en cuenta verificar que esas direcciones sean de organizaciones (.org) o universidades (.edu), de ésta manera tiene información más adecuada.  Cuando tenga alguna cita, permita que el niñ@ haga preguntas.  Por más inocente que sea, este tipo de comunicación con su médico, nutricionista u otro profesional de la salud le hará sentir a su niñ@ más seguro, confiado y le dará más importancia a su condición y tratamiento.  Recuerde que el niñ@ por más pequeño que sea entiende la mayoría de las cosas que uno le comunica.

Cuando vayan al supermercado, planifíquelo como toda una excursión y aventura.  De esta manera estará pendiente de los alimentos que está seleccionando.  Enséñele la etiqueta nutricional y las cosas que debe identificar para saber si lo puede consumir o no.  Permítale que escoja sus meriendas, pero este pendiente de lo que seleccione.  Siempre que escoja algún alimento que no debe consumir, explíquele porque no debe consumirlo.  Al igual, si escoge algún alimento que puede consumir, explíquele porque sí lo puede consumir.

Ya cuando los niñ@s están en la escuela se hace todo un reto el que sigua su patrón de alimentación.  Ya no estamos todo el tiempo con ellos y dependemos de lo que le hayamos enseñado y su buen juicio al seleccionar sus alimentos.  Debemos tener en cuenta que ahora va a estar compartiendo con otros niñ@s que no tienen ninguna condición que les requiera seguir una dieta.  Hay mucha presión de grupo y las meriendas y alimentos que los demás niñ@s consumen puede que no sea los mismos que su hijo.    Adicional, que muchos de los niñ@s que no tienen buenos hábitos alimentarios.  ¿Qué podemos hacer?  Comuníquese con la escuela, hable con el maestro y director para que tengan conocimiento sobre la condición del niñ@.  De esta manera, ellos tienen la oportunidad de ayudarle y servirle de apoyo.  La mayoría de las escuelas les pide la dieta escrita para podérsela ofrecer en el comedor.  Pero muchas veces puede haber algún día que no puedan proveerle los alimentos que puede consumir.  En este caso, deje que su niño verifique el menú que ofrece el comedor escolar.  De esta manera, puede su niño seleccionar las alternativas de los alimentos que puede consumir ese día.  Al igual, que le asegura a usted que su niño tiene claro lo que puede o no puede comer.  Si ambos observan que hay algún día del menú que no es adecuado, puede planificarse y hacer arreglos para enviarle el almuerzo en una lonchera e incluirle meriendas.  De haber algún cambio en el menú sin avisar, su niñ@ debe saber seleccionar sus alimentos que les sirven en el comedor.  Siempre repase con niñ@ como identificar los alimentos permitidos y no permitidos.  La repetición es la clave para refrescar la memoria y estar seguro que conoce su dieta.

Por último, sabemos que cuando los niñ@s son invitados a una fiesta lo más que va haber disponible va hacer alimentos que en su mayoría no están permitidos en la dieta.  No podemos restringirlos de participar de actividades ya que eso es parte de su crecimiento social.  ¿Qué podemos hacer? Antes de ir a la fiesta, debe darle su comida o una merienda fuerte para que esté lleno y no consuma muchos alimentos en la fiesta.  Llévele su comida en una lonchera y cuando lo pida sírvaselo en el platito de la actividad.  Deje que identifique cual alimento puede consumir en la fiesta, si no sabe lo puede ayudar pero siempre explíquele por qué puede o no consumirlo.  Recuerde, la comunicación  es la herramienta más importante que tiene para que su niñ@ pueda seguir su dieta y tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *