ESTADOS FINANCIEROS

Toda entidad sin fines de lucro debe mostrar transparencia en el manejo de sus fondos, por eso las auditorías son una herramienta útil que permite:

  • Los donantes de fondos generalmente solicitan estados financieros auditados o una revisión.
  • El Directorio puede buscar reasegurarse que la información financiera con la que cuenta es precisa y completa. En casos donde han ocurrido problemas o irregularidades en el sistema financiero, el Directorio y el público general pueden recurrir a una auditoría para brindar certidumbre de que los problemas se han resuelto.
  • El proceso de auditoría puede ser valioso para el director ejecutivo y para el personal de finanzas porque confirma la situación financiera y ayuda a reforzar los procedimientos de control internos.
  • Por último, una auditoría marca una nueva etapa en la maduración de la organización. A medida que las operaciones financieras de su organización se vuelven más complejas, ser sometidos a los rigores de una auditoría contribuirá a que su personal desarrolle y entienda los sistemas financieros necesarios para dar seguimiento y para manejar las finanzas de forma responsable.

Existen varias ventajas, e incluyen:

  • Cumplir con los requisitos gubernamentales, tales como los establecidos, entre otros, por Hacienda y  IRS.
  • Ayudar a los miembros de la organización y al público general a entender mejor las actividades financieras y la situación de la organización.
  • Garantizar que los recursos financieros se usen efectiva y eficientemente.
  • Asegurarse de no gastar el dinero con el que no se cuenta.